VISITA NUESTROS PORTALES
octubre 18, 2022
Francisco Quatrin
By Francisco Quatrin

A 75 días del fin del plazo para instalar puntos de recarga en parkings: “Está verde”

Elis Álvarez González, CEO de Smart Wallboxes, explica que muchas de las empresas desconocen del Real Decreto que obliga a instalar un punto de recarga cada 40 plazas de parking.
info@mobilityportal.es

A partir del 1 de enero de 2023 entrará en vigor el Real Decreto de puntos de recarga y todos los aparcamientos no residenciales deberán tener instalado al menos un conector por cada 40 plazas.

Pero, desde el sector de la instalación de cargadores ven que, a dos meses del fin del plazo, todo está “verde”.

“Hay empresas que no saben sobre la existencia del Real Decreto ni que deben aplicar cierta cantidad de puntos de recarga”, comenta Elis Álvarez González, CEO de Smart Wallboxes a Portal Movilidad España.

En ocasiones, según relata la propia experiencia de Álvarez, empresas que poseen más de 200 plazas piden una cantidad mínima de cargadores. Ante estas situaciones el CEO explica que se deben instalar más de los solicitados.

Ante esta situación -donde quedan un poco más de dos meses para cumplir con este plazo impuesto por el Gobierno central y menos de la mitad de las empresas llevan cumplido el objetivo-, la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, expresó que se dejará un margen. 

“Creo que a finales de año va a haber un boom bastante grande. Luego, a partir de enero habrá mucha gente que, obviamente, no se habrá adaptado y que va a tener que hacerlo”, sentencia Álvarez.

La adopción de infraestructura para recarga de parte de las empresas que poseen parkings comienza porque el jefe se compró un coche eléctrico y que tiene que tener dónde cargarlo. 

El relato del CEO de Smart Wallboxes deja en claro el desconocimiento que existe sobre el Real Decreto. Sobre eso añade que cuando llegan a instalar ese punto, ven que allí hay, quizás, más de 60 plazas.

Entonces, entra en juego otro factor ¿sancionar o no? “En principio sería lo correcto porque es la única manera de forzar a las empresas a que se pongan las pilas con estos temas”, deja en claro Álvarez.

Además del inconveniente del desconocimiento, que retrasa el cumplimiento del Real Decreto, hay otro al momento de instalar el punto de recarga.

Es la potencia que se le debe suministrar al cargador la que puede generar problemas. Si la compañía distribuidora tiene esa potencia cerca, lo hace con rapidez. 

Pero si no es esta situación, se debe solicitar la energía necesaria y realizar una obra civil que implica de seis meses a un año de retraso.

“Normalmente se colocan puntos de recarga como máximo trifásicos de entre 11 y 22 kW y casi todos los suministros pueden soportar ese tipo de carga”, explica el CEO.

El futuro de Smart Wallboxes

La empresa instaladora cubrirá un nuevo segmento en el mercado. Está desarrollado un cargador bajo su marca, que se espera para mediados de 2023.

“Tenemos un prototipo y, de hecho, lo estamos desarrollando con algunos fabricantes. Está el diseño inicial para luego poder producirlo”, explica Álvarez.

Irá enfocado a la carga doméstica. Tanto para parkings privados como un garaje de un hogar. 

Sobre sus características, según adelanta el CEO, una gestión que sea capaz de discriminar por las tarifas de energía y que pueda adaptarse a la programación horaria en base a los precios. 

La idea es que lo haga en tiempo real, sin tener que cambiar la programación cuando sea necesario. Además, tendrá integración con la fotovoltaica, otro aspecto que trabaja Smart Wallboxes.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *