VISITA NUESTROS PORTALES
mayo 30, 2024
Diseño sin título (3)
By Lucia Colaluce

Investigación antisubvenciones: Alemania y Eslovaquia en «cuerda floja» por caída de exportaciones a China

China amenaza con imponer un arancel del 25% a los automóviles europeos, poniendo en peligro las economías automotrices de Alemania y Eslovaquia. ¿Podrán estos países mantener su liderazgo global?
Investigación antisubvenciones: Alemania y Eslovaquia en la cuerda floja por la caída de las exportaciones a China
info@mobilityportal.es

Actualmente, la Comisión Europea está investigando posibles subsidios a los fabricantes chinos de vehículos eléctricos, lo que llevó a China a amenazar con un arancel del 25% a los automóviles europeos en represalia.

Aunque ninguna de estas acciones está confirmada todavía, ya que su implementación se determinará en junio, podría resultar perjudicial para Alemania y Eslovaquia.

¿Por qué específicamente para estos dos países?

Principalmente porque, según Bloomberg, las acciones de los fabricantes de automóviles locales como el Grupo Volkswagen, el Grupo Mercedes-Benz AG y BMW AG cayeron más del 2% en las primeras operaciones de este año.


La mayoría de los automóviles importados pertenecen al segmento de lujo, con marcas como PorscheAudi y Range Rover entre las diez primeras en 2023.

Los modelos con motores más grandes, como el SUV Mercedes GLE y el sedán Clase S, así como el SUV Porsche Cayenne, también podrían verse afectados si se implementa una nueva tarifa.

El año pasado, Lexus, la marca de Toyotalideró las importaciones con 180.000 ventas, lo que representa más de una quinta parte del total.

Si China decide imponer el arancel a todas las naciones, la empresa japonesa podría ser una víctima colateral en la disputa comercial con la Unión Europea (UE) y Estados Unidos (EE.UU.).

Además del impacto en el comercio de automóviles, el gigante asiático ha insinuado impuestos de represalia sobre las bebidas alcohólicas y los productos lácteos europeos y ha iniciado una investigación sobre las exportaciones europeas de brandy.

Por ello, la Asociación Eslovaca de Vehículos Eléctricos (SEVA) expresa su descontento con las posibles acciones que Ursula von der Leyen podría tomar, afirmando que “las medidas antisubvenciones no abordarían la competitividad de la industria automovilística europea frente a los nuevos fabricantes de automóviles chinos”. 

“Además, los fabricantes de automóviles europeos podrían perder el mercado chino, el más grande del mundo, en una posible guerra comercial”, continúan en su publicación de LinkedIn.

Los automóviles representan más del 40% de las exportaciones de Eslovaquia y emplean indirectamente a más de 250.000 personas o el 10% de los ciudadanos.

De hecho, en 2022, Eslovaquia exportó tres millones de dólares a la “Tierra de los Dragones”, de los cuales 2,3 millones provinieron de turismos.

Patrik Krizansky, Director de SEVA.

Por eso, Patrik Krizansky, Director de la asociación, afirma públicamente: «En los debates sobre la imposición de aranceles a las importaciones asiáticas de coches eléctricos, nosotros, como país, debemos estar del lado de aquellos que rechazan tales intervenciones en la economía«.

Por ello, aclara el acuerdo común con los ejecutivos alemanes: «El canciller alemán Scholz y el primer ministro sueco Kristersson se han pronunciado recientemente en contra de la introducción del objetivo». 

Asimismo, estos aranceles también son rechazados por la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil (VDA), así como por los responsables de BMW y Mercedes-Benz.

Además, sugiere que para que la región del Danubio siga siendo una potencia automovilística, es esencial apoyar la transformación de la industria y de toda la cadena de subcontratación local hacia la electromovilidad. 

Esto permitirá mantener el liderazgo incluso después de la eliminación gradual de la producción de motores de combustión.

Hildegard Müller, Presidenta de VDA.

Por otro lado, en el caso de Alemania, Hildegard Mueller, Presidenta de la VDA, indica: “China es un mercado importante para los fabricantes de automóviles alemanes, cuyos ingresos contribuyen a financiar la transformación verde del país”.

Y continúa: “Las medidas antisubvenciones iniciadas por la UE no resolverán los desafíos que enfrenta la industria automotriz alemana y europea”.

Además, el potencial conflicto comercial desatado por la investigación podría poner en peligro el empleo en Alemania, que depende de los negocios con el gigante asiático.

Es evidente que las tensiones comerciales entre ambas regiones han aumentado significativamente tras el anuncio de la investigación sobre los vehículos eléctricos.

Recientemente, los líderes europeos Emmanuel Macron y Ursula von der Leyen se reunieron en París con Xi Jinping, presidente de la República Popular China, en un intento de aliviar las tensiones.

Sin embargo, la visita del presidente al continente vecino parece haber contribuido poco a reducir estas tensiones.

Xi buscó persuadir al bloque europeo de que no siguiera los pasos del Tío Sam, quien ha hecho una amplia gama de acusaciones contra las importaciones chinas.

Esto ha generado preocupación en Beijing, donde temen que los aliados de Estados Unidos puedan tomar medidas similares.

Sin embargo, es innegable que en el contexto de las crecientes preocupaciones globales sobre las exportaciones chinas, la industria de los vehículos eléctricos está bajo especial escrutinio.

China no sólo lidera la producción de automóviles eléctricos sino que también domina gran parte de la cadena de suministro de baterías.

Ante una guerra de precios y una economía en desaceleración, los fabricantes de automóviles chinos buscan expandirse internacionalmente.

Vale la pena señalar que el año pasado exportaron 1,55 millones de vehículos eléctricos, de los cuales aproximadamente el 40% se enviaron a Europa.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *