VISITA NUESTROS PORTALES
enero 31, 2023
Francisco Quatrin
By Francisco Quatrin

Bosch «bajo mucha presión» para sortear falta de componentes claves de vehículos eléctricos

La crisis de microchips, la escasez de recursos por la guerra en Ucrania y el Covid-19 afecta todavía a la industria de la automoción que espera recuperarse en 2023, pero no a los niveles esperados.
info@mobilityportal.es

La producción de vehículos eléctricos se ve afectada por una escasez de componentes de larga data. De hecho, los fabricantes de automóviles aún luchan por lidiar con la situación, la cual se extendería durante 2023.

En una situación muy tensa, desde Bosch afirman haber podido mantener sus cadenas de suministro dejando de lado, por el momento, las circunstancias excepcionales causadas por la escasez mundial de chips, las interrupciones debido a la guerra rusa en Ucrania y las restricciones en China debido al Covid-19. 

“Hemos podido lograr esto gracias a una cooperación especialmente estrecha con proveedores, clientes y empresas de logística”, aclaran en un statement. 

Pero, específicamente en lo que respecta al cuello de botella en el mercado de chips, debido a varios factores a largo plazo y eventos únicos, el mercado global de adquisiciones aún experimenta una escasez general de ciertos componentes de chips

Este desarrollo del mercado también ha afectado a Bosch, que también depende de los proveedores

“En esta situación tensa, estamos haciendo todo lo posible para ayudar a nuestros clientes. Estamos invirtiendo mucho en expandir nuestras propias operaciones de chips”, explica la empresa. 

Bosch está trabajando bajo mucha presión para mantener este impacto en el nivel más bajo posible. La situación sigue siendo difícil y, aunque nos enfrentamos a una ligera suavización, la situación se mantendrá tensa también más allá de 2023”, comenta la multinacional.

Las previsiones para el año próximo apuntan a una ligera mejora en la facturación respecto a este, más bien a finales del 2023, como consecuencia fundamentalmente de una normalización de la cadena de suministro y de la escasez de determinados componentes. 

Otra cuestión distinta es si los márgenes, que se han visto muy presionados este año, podrán recuperarse en el 2023. Así afirmó Sernauto en respuesta a una consulta de Business Insider.

En cuanto a esta situación, la empresa alemana tiene esperanzas con la planta de Dresde, que se inauguró a mediados de 2021, y ahora está acelerando rápidamente su producción. Además, está trabajando para ampliar la capacidad productiva de la fábrica existente en Reutlingen. 

 

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *