VISITA NUESTROS PORTALES
marzo 13, 2023
Francisco Quatrin
By Francisco Quatrin

Carranza y las baterías: “En Basquevolt trabajamos en los electrolitos poliméricos»

Las baterías de iones de litio sólido parecen ser el futuro de los vehículos eléctricos. El mercado cada vez buscará mayores prestaciones y Basquevolt intenta dar la respuesta.
info@mobilityportal.es

El desarrollo de las baterías de litio ocupa el centro de la escena en la industria de la automoción mundial. Todas las compañías avanzan en la búsqueda de una batería que les brinde las mejores prestaciones

Es así que empresas como Basquevolt buscan revolucionar dentro del mercado con las baterías en estado sólido, que podrían ser la clave en la industria.

Francisco Carranza, CEO de la empresa vasca, conversa sobre el tema en profundidad con Portal Movilidad España.

¿Por qué la tecnología de las baterías de litio líquidas comienza a no ser suficiente para el mercado actual de vehículos eléctricos?

La tecnología de las baterías de litio se comenzó a comercializar desde los años 90. Desde el principio tiene una estructura de base que es idéntica. Hay una estructura positiva y negativa, y el electrolito que es el medio que atraviesa los iones de litio.

El caso es que ese electrolito que se ha utilizado desde el principio es líquido. Es un componente muy importante, garantiza el movimiento de los iones de las celdas de baterías.

¿Qué ventajas y desventajas tiene?

La gran ventaja del líquido, un tanto intuitivo, es que es más fácil que el ion de litio atraviese un líquido que una superficie sólida. Eso ha llevado a que la baterías tuvieran mejores prestaciones que cuando se utiliza un electrolito litio. 

Pero esto a la larga ha traído problemas. Lo primero es que ocupa mucho espacio, la densidad energética de la batería no es óptima porque no permite utilizar la cantidad de energía que se almacena.

La segunda desventaja, es que ese electrolito líquido utilizado es inflamable. Está relacionado al origen de los famosos incendios de coches eléctricos que se ven todas las semanas.

¿Por qué Basquevolt apuesta por una batería de litio en estado sólido?

La industria se encuentra en una situación en la que, por un lado, la clase política nos exige que vayamos de los motores de combustión hacia un esquema eléctrico y sostenible. Pero, al mismo tiempo, la tecnología que tenemos hoy en día no está a la altura, no llega a dar las prestaciones para asegurar esa transición.

Entonces una de las alternativas que se está explorando se basa en un trabajo de varios científicos de cómo mejorar los materiales y la tecnología de las baterías de litio para reducir el coste y reducir la densidad energética -incluir más kilovatios en menos espacio-.

Nosotros estamos trabajando en los electrolitos poliméricos, básicamente donde antes había un líquido ahora habrá una capa sólida o semisólida con la misma funcionalidad, que garantice que los iones de litio pasen de negativo a positivo y viceversa. 

Pero esta vez utilizando un sistema que es más compacto y permite el uso de iones de litio metálicos, que es un material mucho más eficiente y permite el almacenamiento de mucha más energía por litro de batería. Reduce significativamente el coste de la batería.

¿Este objetivo es hacia 2027?

Si, el objetivo es a partir de finales de 2027.

¿Por qué razones se trabaja con ese plazo?

La industria de baterías en general no es muy ágil. Hay una serie de etapas que no podemos saltarnos. En nuestro caso, vamos con una tecnología, que no solamente es innovadora, sino que, además, tiene una serie de procesos de producción que son nuevos.

Es por ello que se requiere una serie de validaciones intermedias antes de poder pasar a la producción en gran escala.

¿Cuáles son esas etapas?

Este año vamos a comenzar a trabajar en la producción de las primeras celdas de tamaño real con el objetivo de tener una tecnología totalmente definida y lista para empezar a ser probada en vehículos. Esto, a partir de principios del 2025.

Luego, también, se empezará con la construcción de una línea de fabricación piloto para validar los procesos y los materiales.

También hay que evaluar la capacidad de nuestros proveedores al subir el volumen de producción. 

Esta nueva línea piloto estará operativa a finales de 2025, esas son las dos etapas preliminares antes de poder pasar a una producción a gran escala en gigafactoría.

¿Esto se convertirá en una gigafactoría?

Correcto, ese es el objetivo a partir de 2027 pero primero se debe trabajar en el desarrollo de la batería.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *