VISITA NUESTROS PORTALES
febrero 16, 2024
Ailén Pedrotti-editora Portal Movilidad España
By Ailén Pedrotti

Cierra eCity Charge con una carta al sector eMobility: “Han sido más de 3 años de aprendizaje constante”

La empresa instaladora radicada en Madrid ha decidido concluir sus actividades en el mundo de la electromovilidad. Este 14 de febrero su Director General, Iñigo de Oraa, hizo pública la noticia y ahora Mobility Portal España hace ecos de la noticia. Aquí, la carta completa.
eCity Charge

“Con gran lástima quería comunicar que, tras varios años de actividad, concretamente desde el año 2021, hemos decidido en el día de ayer cesar nuestra actividad”, anunciaba este miércoles eCity Charge.

Por medio de una carta al sector eMobility, su Director General, Iñigo Oraa, da la noticia del cierre de las operaciones tras tres años de arduo trabajo.

La firma anunciaba a comienzos del 2023 su expansión por fuera de la Comunidad de Madrid.

Algunas de las ubicaciones alcanzadas fueron Andalucía, Castilla la Mancha, Castilla León, Cataluña, País Vasco y Navarra.

Las instalaciones en hogares y garajes comunitarios eran la base de sus operaciones y aspiraron, gracias a inyecciones de capitales, alcanzar proyectos eMobility mucho mas grandes.

Haciendo un repaso por los hitos que marcaron su trayectoria en el mercado de la electromovilidad nacional, Oraa deja algunos consejos y menciones a sus colegas

Aquí, Mobility Portal España comparte el texto completo: 

«Con gran lástima quería comunicar que, tras varios años de actividad, concretamente desde 2021, hemos decidido en el día de ayer cesar nuestra actividad.

Han sido más de 3 años de aprendizaje constante con sus más y sus menos, pero, si algo hemos de destacar, ha sido la presencia constante del cliente en nuestras actividades y cómo ha guiado y determinado nuestra manera de hacer.

Ecity Charge comenzó su actividad como empresa instaladora de puntos de recarga de vehículo eléctrico e híbrido enchufable, especializada en el asesoramiento, instalación y mantenimiento, en 2021. Su actividad comenzó de la mano de un fabricante nacional con la firma de un contrato para instalación de sus equipos en un entorno colaborativo.

Tuvo sus inicios en la Comunidad Autónoma de Madrid, aunque poco a poco su actividad se fue ampliando por toda la península.

En este camino que muchas veces hemos seguido a tientas, aunque muchas otras veces con el valioso consejo del equipo de inversores de la empresa, hemos aprendido mucho sobre cómo acercarnos a los clientes y cubrir sus necesidades, cómo conocer a los equipos de trabajo y especialistas en las distintas áreas de la empresa y mantenernos en la vanguardia de las soluciones técnicas.

Nuestra actividad se ha centrado en los equipos de corriente alterna de carga considerada lenta y semirrápida, en su gran mayoría monofásicos de 7,4 kW para carga en entorno doméstico, pero también en el entorno corporativo y de la administración, con cargadores trifásicos de 22kW y 44kW.

Ha sido fundamental aportar al cliente, por ejemplo, soluciones de optimización de la potencia para minimizar la potencia contratada y la integración en sistemas de generación fotovoltaica, con o sin sistemas de almacenamiento.

Una de las mayores satisfacciones ha sido ver la cantidad de clientes que nos han contactado por recomendación de conocidos suyos y por mensajes de nuestro buen hacer, aunque también cabe destacar el aprendizaje continuo que hemos desarrollado por el camino: constante búsqueda y conocimiento de nuevos equipos de trabajo (instaladores, ingenieros, publicistas) y continuas conversaciones con proveedores que nos han ayudado a comprender mejor el negocio (a pesar del desenlace final que hemos tenido) así como el contacto con las últimas tecnologías, equipos eléctricos (“trabajamos con todas las marcas”) y normativa en un sector de continua innovación.

Confío en que la destreza de cada uno de los miembros del equipo ayude a cada uno a seguir su camino y las merecidas cartas de recomendación puedan en su caso aportar algo de respaldo en los nuevos pasos de cada uno, aunque sinceramente creo que éstas son perfectamente prescindibles».

eCity Charge y su visión sobre el MOVES III

En noviembre la situación de incertidumbre en torno a la continuidad o no del Plan Moves III finalizó con el anuncio de la prórroga de las ayudas

El Gobierno contando con al menos 290 millones de euros restantes, tomaba la decisión de dar vida por siete meses más a las subvenciones, pero sin hacer grandes cambios en su operativa. 

Pese a que el anuncio llegaba con entusiasmo, el sector eMobility no deja de insistir en la necesidad de hacer más eficaz los procesos de devolución de hasta los 7.000 euros prometidos por la compra de un coche eléctrico. 

Iñigo Oraa, Director General en eCity Charge, coloca sobre la mesa un “A,B,C” para delinear un paquete que permita motivar y terminar de convencer a aquellos indecisos:

“Es fundamental simplificar todo el proceso de acceso al MOVES. Normalmente hay varias fases para obtenerlas y los plazos de pago tienen un mínimo de seis meses”.

Desde su perspectiva la simplificación es el primer paso. 

A lo largo de su experiencia han visto cómo muchos usuarios consideran pedir un préstamo para adquirir el vehículo eléctrico.

El no contar con un descuento hace que muchos duden de la inversión inicial, y sin hablar también del desembolso que se debe realizar para la instalación de un punto de recarga. 

“Todo lo que pueda ser de ayuda para adelantar o  descontar lo prometido del precio final de compra va a colaborar en la decisión de los indecisos”, sugiere Oraa. 

Solo para poner en contexto y en números el Plan MOVES dispone aún de un presupuesto de 344,59 millones de euros. Esto, entre los fondos sin repartir y el remanente que tienen aún las comunidades autónomas sin reservar.

Del total de los montos citados, que supone un 28,71% de los 1.200 millones de euros con los que contaba el programa en su etapa inicial, hay al menos  265,58 millones que se encuentran pendientes de distribuir entre las autonomías.

Pero esto no es todo, 79,01 están en las arcas regionales, pero todavía no han sido reservados por los interesados. 

Haciendo un balance, solo se han otorgado 855,41 millones de euros del MOVES para avanzar en la transición eMobility en España. 

Es por ello que las reformas parecen necesarias y hasta urgentes no solo para el sector privado, sino también para los mismos usuarios, con el fin de poder avanzar sobre los fondos pendientes. 

En el marco de un ciclo exclusivo de entrevistas con Mobility Portal España durante el Global Mobility Call en Madrid, el ejecutivo no deja por fuera el valor de las deducciones fiscales.

Estas cuentan con un papel importante y motivador en todo este escenario:

“Las subvenciones que hoy se dan luego tributan, por lo que eximir a la electromovilidad de los impuestos sería ideal”.

Hasta el momento solo se han aprobado aplicaciones de este tipo en el impuesto IRPF. 

Pero estos son vigentes en caso de que la compra sea sobre un vehículo nuevo.

Por lo que en el caso de emplearlo en una actividad económica, en el momento de su adquisición o posteriormente, se perderá el derecho a la deducción.

Y no solo ello, la infraestructura de recarga no es alcanzada por esta ayuda.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *