VISITA NUESTROS PORTALES
marzo 8, 2023
Aye portaluppi
By Ayelen Portaluppi

Editorial: El sector transporte tiene una deuda con las mujeres

¿Cuántas mujeres relacionadas al mundo de la movilidad eléctrica ven todos los días? ¿Cuántas de ellas son ejecutivas? ¿y técnicas mecánicas o conductoras? En el Día Internacional de la Mujer Portal Movilidad reflexiona sobre la actualidad del sector.

Al día de hoy, en el sector transporte no se han generado muchos espacios para las mujeres. En Latinoamérica y Caribe representan entre el 8 y el 21% del personal. Esto sucede no solo entre los altos mandos, sino también en los oficios.

En España, las mujeres concentran el 19,2% del empleo en automoción, contabilizando la fabricación, venta y reparación de vehículos. 

Si nos referimos a energía, las cifras no son tan diferentes. A nivel mundial, en 2016, las mujeres significaban tan solo el 5% en cargos ejecutivos, el 19% en los no ejecutivos y el 14% en gerencias. 

Si bien en Latinoamérica se observa un porcentaje más alto como autoridades empresariales, igualmente sólo el 9% son directoras ejecutivas, 7% directoras no ejecutivas y 17% gerentes. 

Esto se debe a un sector masculinizado con carga cultural histórica. Desde pequeños nos enseñan que el rosa, la cocina y la moda es para las niñas y que el celeste, los autos y el fútbol para los niños.

Además, el insertarse profesionalmente implica subestimación de capacidades y conocimientos -aunque estudiemos toda la vida nunca parece ser suficiente para generar respeto- y menosprecio debido a las condiciones físicas, entre tantas otras cosas. 

Ahora, no solo tenemos que enfrentarnos a las barreras que implica crecer a nivel laboral -también consideremos que es mucho más arduo que para los hombres-, sino que en paralelo debemos hacer frente a otros mandatos de la sociedad como ser madre – y buena- y hacernos cargo de las tareas domésticas. 

¿Cuál es la “solución”? En principio la educación, la deconstrucción y las políticas públicas. 

En primera instancia deben existir más mecanismos que incentiven y faciliten el acceso de las mujeres al estudio de carreras técnicas como ingeniería, física, matemática o mismo incorporarse al ámbito de la construcción -otra esfera donde tampoco somos muy bien recibidas-. 

¿Es un recurso establecer un porcentaje para la incorporación de mujeres? 

Quienes están a favor sostienen que igualará las condiciones, pero en paralelo debe trabajarse para que sea una medida transitoria y preparar el contexto para que en un futuro cercano el aumento en las contrataciones de mujeres se dé de manera natural. 

Por otro lado, las voces en contra indican que es posible abrirse camino siempre y cuando el entorno acompañe.

En definitiva, no sé cuál es la respuesta correcta. Sí estoy segura de que es necesario que se comience a debatir sobre la conveniencia del cupo laboral como punto de partida dado que hoy no es una preocupación que aqueje al sector.

A partir de ahí, es un buen momento para que los organismos tanto públicos como privados, revisen sus parámetros de contratación de personal. Aunque también debe ir un poco más allá de eso. Las estructuras organizacionales deben acompañar la toma de decisiones.

Respecto a las políticas públicas, el rol activo de los diferentes niveles del Estado es central. Es primordial comprender que la electromovilidad es una ventana de oportunidad para fomentar mayor diversidad en la mano de obra, pero también para garantizar la accesibilidad en segmentos como el transporte público de pasajeros.

Los primeros ejemplos en ese sentido vinieron de la mano de Santiago de Chile y de Bogotá. En la estructuración de sus proyectos de flotas eléctricas y patios de carga, uno de los pilares fundamentales fue la inclusión social y la paridad de género. 

Aún así, esto no es suficiente.

Quienes siguen a este grupo de medios están al tanto que mensualmente realizamos eventos especializados sobre la temática en múltiples países y regiones. Un fiel reflejo de la situación del sector puede ser ese recorte de un par de días donde las enviadas no alcanzan a ser el 5% de los speakers participantes.

Proporcional a eso, es la cantidad de mensajes recibidos criticando la falta de presencia femenina en la agenda. De hecho, les cuento una infidencia: entidades públicas y privadas se han negado a participar por falta de paridad de género. 

Ahora bien, ¿Cómo rompemos con ese círculo? Es como el huevo y la gallina. Como la infraestructura de carga y el vehículo eléctrico. No participan mujeres porque no hay más mujeres.

También aquellos seguidores y entrevistados se darán cuenta que el staff tiene mayoritariamente presencia femenina, incluso las direcciones de áreas están a cargo de mujeres. 

Lejos de posicionarnos como ejemplo, pero fiel a nuestra estructura, desde Portal Movilidad, abogamos por un sector más equitativo.

Es momento que las empresas y los gobiernos aprovechen la apertura de mercado y nuevos puestos de trabajo que generan la electromovilidad y una matriz energética compuesta por energías renovables para dar espacio a tantas mujeres que se vienen capacitando a lo largo de los años. 

Como medio de comunicación nos comprometemos a visibilizar proyectos de inclusión social con la expectativa de que, más temprano que tarde, el encontrar mujeres en estos sectores, especialmente en puestos jerárquicos, deje de ser una excepción a la regla. 

A nivel personal, mis aplausos de pie y eterno agradecimiento para aquellas ingenieras, conductoras, economistas, políticas, comunicadoras y demás profesionales que han logrado superar las barreras impuestas. Sus ejemplos nos impulsa a seguir abriendo camino. 

Followers
17.921
Separator Single Post

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *