VISITA NUESTROS PORTALES
julio 19, 2022
Francisco Quatrin
By Francisco Quatrin

El coche a hidrógeno recién comienza pero ya le gana al de combustión

La eficiencia de la pila de combustible aumentó considerablemente estos últimos años y se espera lo mismo para el futuro, pero sin poder alcanzar al eléctrico puro.
info@mobilityportal.es

La eficiencia del motor de combustión ronda entre el 20 y 35%, mientras que si se lo compara con uno propulsado por pila de combustible de hidrógeno este rinde un 55%.

Emilio Nieto, Director del Centro Nacional de Hidrógeno (CNH2), explica a Portal Movilidad España que estos coches podrían llegar a alcanzar una eficiencia de entre el 65 y 70% en los próximos años, pero no más que eso.

Las Leyes de la Termodinámica te limita, porque al final no va a existir una pila de combustible polimérica, que es la que va en los coches. En un horizonte de 8 o 9 años digamos que puede llegar a tener una eficiencia más cercana a la del motor eléctrico”, explica

La eficiencia de un coche eléctrico es del 100%, por lo cual, lo hace el vehículo más eficiente dentro de las tecnologías existentes.

¿Cómo es la propulsión del coche de pila de combustible? Las reacciones químicas provocan que se mezcle hidrógeno con oxígeno del aire y esa reacción exotérmica (generación de electricidad) es la que mueve el motor

Nieto advierte que la eficiencia podría aumentar, pero pone de ejemplo a los motores de combustión que se lleva intentando “toda la vida” optimizarlos pero su rendimiento no aumentó demasiado

Además existen otras alternativas que harían que este sea más eficiente. La primera es una tendencia a nivel industrial: algunas empresas están diciendo que serán capaces de sacar una pila de óxido sólido.

“Son las que funcionan con alta temperatura, la verdad es que soy bastante escéptico, teóricamente puede ser, yo no lo veo para una aplicación de movilidad”, explica el Director de CNH2.

Esas pilas de combustible son las que trabajan con materiales cerámicos. Lo que obligaría a tener que trabajar en un entorno entre 600 y 800°.

¿Qué pasaría con esto? Se debería esperar cinco minutos a que el motor alcance esas temperaturas para que comience a funcionar.

“Estamos hablando de reacciones de muy alta temperatura, entonces si se debe aprovechar ese calor, al final las deficiencias son más grandes”, sostiene Nieto.

Según el especialista se puede mejorar la eficiencia por otro lado. “La podemos aumentar mejorando los materiales y haciendo que los electrones que se generan dentro se muevan cada vez mejor, eso hará que funcione mejor el sistema”, explica.

Si el volumen aumenta, esa flexibilidad y movimiento de esos electrones dentro de la pila de combustible darán lugar a llegar a niveles más altos de rendimiento.

Van a pasar bastantes años para que seamos capaces de descubrir algunos otros elementos, e incluso podamos alcanzar el 70%. Un 100% no, porque eso hoy por hoy es inviable porque las leyes de la termodinámica no te lo permite”, comenta el Director del CNH2.

Aumento de la eficiencia en estos años

Las últimas pilas de combustible tienen un sistema que rozan el 50 o 55% de eficiencia y se ha reducido su tamaño.

Hace un tiempo eran mucho más voluminosas. En estos últimos 20 años se ha dado un vuelco bastante importante en cuanto a este tópico.

“En el CNH2 desde el año 2007 tenemos pilas de combustible y si las comparamos con las de hoy, no tienen absolutamente nada que ver, porque la eficiencia es mejor, y también lo es su tamaño y coste”, explica Nieto.

En estos 10 años se ha visto una evolución y ha permitido alrededor de un 15 y un 20% de mejora de los sistemas y, se espera lo mismo en estos siguientes 10 años.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *