VISITA NUESTROS PORTALES
enero 3, 2024
Francia excluye a los vehículos eléctricos chinos del Bono Ecológico, desatando «amenazas»
By Mobility Portal España

Francia excluye a los vehículos eléctricos chinos del Bono Ecológico, desatando «amenazas»

El bono ecológico sufrió modificaciones y las empresas chinas fueron excluidas. Como resultado, el gigante asiático "amenaza" con no establecer fábricas en Francia y aumentar el costo de sus baterías.
Macron-Francia-Xi-Jiping-China

Desde que la Unión Europea presentó el Plan de Descarbonización en 2018, el Gobierno de Francia ha estado implementando una serie de medidas para promover las ventas de vehículos de emisiones cero y bajas dentro del país.

En este contexto, recientemente se revisó la legislación relacionada con el bono ecológico, sufriendo algunas modificaciones.

Específicamente, las autoridades optaron por favorecer a la industria europea excluyendo a los fabricantes chinos de vehículos eléctricos de los incentivos.

Mientras que representantes de la industria describieron esta medida como «beneficiosa», otros la consideraron «discriminatoria».

Un portavoz de MG, propiedad de la china SAIC Motor Corporation Limited, declaró que «hay autos que perderán por completo su competitividad».

Además, explicaron que la empresa decidió no solicitar el bono para su modelo MG4 porque estaba «diseñado para excluirnos».

En la misma línea, un representante de BYD se opuso a la nueva implementación, según informó La Tribune.

«Cuanto más nos amenace el Gobierno, menos querremos establecer una fábrica en Francia«, afirmó la fuente.

Según los medios franceses, el grupo chino tiene la intención de aumentar los precios de sus baterías como medida de contrarresto.

Esto afectaría significativamente a la industria automotriz francesa, ya que muchas empresas utilizan baterías producidas por BYD en sus unidades.

¿Qué modificaciones experimentó el bono ecológico en Francia?

Anteriormente, las subvenciones estaban destinadas a vehículos con un peso máximo de 2.400 kilogramos y un costo de hasta 47.000 euros.

Ahora, la nueva condición es que los vehículos deben superar la puntuación ambiental estimada, con una calificación mínima de 60 de 80 puntos.

Para esta calificación se tienen en cuenta los materiales utilizados, el impacto ambiental del ensamblaje y origen, y la logística de todos los componentes.

«No subsidiaremos más la producción de autos que emitan demasiado CO2», dijo el Ministro de Finanzas francés Bruno Le Maire en un comunicado.

Posteriormente, el Gobierno publicó en su sitio web oficial una lista de marcas y modelos que recibirán la subvención.

Algunos de ellos incluyen el DS3, Hyundai Kona Electric, Nissan Leaf, Peugeot e-208, Renault Zoe, Tesla Model Y, Volkswagen ID.3, entre otros.

Bajo la regulación anterior, un total de 500 vehículos eléctricos podían beneficiarse de este apoyo financiero.

Pero, tras las modificaciones, solo alrededor del 65% de los vehículos eléctricos vendidos en Francia siguen siendo elegibles.

Ninguno de los vehículos fabricados en China está cubierto por este beneficio, por lo que se estima que esta decisión se tomó como un mecanismo de defensa contra las altas ventas del gigante asiático.

No sorprende que China tenga una posición poderosa en el mercado global de vehículos eléctricos.

Parte de este éxito radica en las subvenciones que el Gobierno local otorga a las empresas para que los precios de producción y mercado sean inferiores al promedio.

Esto convierte al país asiático en un rival directo de las industrias automotrices europeas.

Por otro lado, cabe destacar que, aunque los fabricantes de automóviles chinos se vieron afectados por las medidas, algunas marcas pertenecientes a la Unión Europea se vieron beneficiadas.

Entre los modelos subvencionados se encuentran 24 de Stellantis y cinco del Grupo Renault.

Estas son las dos empresas más favorecidas por las nuevas reglas impuestas.

Por otro lado, un claro ejemplo de vehículos eléctricos excluidos es el Dacia Spring fabricado en China, que representa uno de cada diez autos eléctricos vendidos en Francia.

Este modelo experimentará un aumento de precio, pasando de costar 15.800 euros a 20.800 euros.

Algunas fuentes indican que hay posibilidades de que el Gobierno francés reduzca la cantidad del bono ecológico.

Sin embargo, la información aún no está confirmada y se esperan anuncios oficiales del sector estatal.

Para seguir leyendo más noticias sobre la electromovilidad en Europa visite Mobility Portal Europe

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *