VISITA NUESTROS PORTALES
noviembre 16, 2022
IMG_0401
By Ailén Pedrotti

Iberdrola: «Si apostamos por la electrificación necesitamos homogeneidad y establecer tiempos límites»

Las empresas eléctricas están dando una decidida apuesta por la electromovilidad, pero se topan con algunas piedras en el camino. Raquel Blanco, directora global de Smart Mobility de Iberdrola, pone sobre las mesas los asuntos a solucionar para liberar los 2.000 puntos de recarga que tiene en tramitación.
info@mobilityportal.es

Entre los planes de Iberdrola en España se ha contemplado instalar y operar 5.000 puntos de recarga rápida antes del 2025 y alcanzar el objetivo de 11.000 para 2030.

Las metas son ambiciosas, pero desde la propia empresa han reconocido que la tarea no está siendo para nada fácil

«Necesitamos mayor agilidad en los procesos para poner en marcha estos puntos de carga. Debemos priorizar sus permisos”, recalca Raquel Blanco, directora global de Smart Mobility de la compañía.

Actualmente en las gestiones en torno a las tramitaciones de infraestructura de recarga se encuentran inmersas las tres administraciones: estatal, autonómica y municipal

La ejecutiva, en ese sentido, afirma: “Si como país estamos apostando por la electrificación, echamos en falta una mayor homogeneidad y establecer tiempos límites. Hay que priorizar estas instalaciones».

Los plazos que maneja la empresa eléctrica son de entre 15 días a un mes para colocar un punto, pero todo se prolonga cuando se trata de conseguir la habilitación para los mismos.

Según reconoce Blanco, la respuesta afirmativa por parte del Gobierno suele tardar un periodo que va entre los 20 y 30 meses. 

“Es un trabajo de todos cambiar esto. En Iberdrola tenemos casi 2.000 puntos en tramitación. Hay que facilitar todos los permisos, incluidos, los de las distribuidoras», admite en este sentido la vocera de Iberdrola.

Al mirar los datos a nivel macro, puede verse que el total de pendientes sube hasta los 42.000.

Este dato fue dado recientemente por Joan Groizard, director general del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), durante su participación en el Congreso Europeo de Movilidad Eléctrica (CEVE 2022).

Durante su intervención ha confirmado que cuando los mismos puedan entrar en funcionamiento permitirán casi triplicar los alrededor de 16.000 puntos de recarga que ya están operativos.

Pero mientras tanto, el sector se encuentra a la espera de la burocracia española.

Por su parte, Raquel Blanco en su paso por el III Simposio del Observatorio de la Movilidad de Invertia y El Español pone el acento en que las tramitaciones por parte de industria y las distribuidoras deben ser las mismas.

«Para cumplir los objetivos del Pec son fundamentales las decisiones que se tomen hoy», sostiene Blanco.

Apuesta por la recarga de alta potencia

Desde la óptica de Iberdrola las tendencias del mercado de la infraestructura de recarga en España van detrás de las recargas para coches eléctricos de alta potencia.

Esto según Blanco, no será un problema en las grandes ciudades, pero sí a la hora de pensar en los viajes de larga distancia.

Por ello se debe establecer una red que permita dar respuesta, no solo a las demandas urbanas sino también a las interurbanas, para evitar la “incertidumbre” a la que hoy en día se enfrentan los conductores.

«La movilidad eléctrica es una realidad. Iberdrola tiene una apuesta muy fuerte por este mercado ya que entendemos que es clave para descarbonizar la economía», admite Raquel Blanco durante su intervención en el foro.

Asimismo, nota que no solo debe darse un plazo hacia la ampliación de las redes de infraestructura de recarga sino también debe priorizarse la calidad. 

Todo esto, con la finalidad de brindarle a los conductores una experiencia lo más similar posible a la que experimentan a la hora de cargar su automóvil en una gasolinera.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *