VISITA NUESTROS PORTALES
septiembre 26, 2023
Javiera Altamirano foto de perfil
By Javiera Altamirano

¿Cómo evitar impuestos a vehículos eléctricos comercializados entre la UE y Reino Unido?

A partir de enero de 2024, los vehículos eléctricos comercializados entre la UE y el Reino Unido podrían estar sujetos a un arancel del 10%. ACEA y SMMT proponen soluciones para impedir la implementación del impuesto. ¿Qué implican estas soluciones?

A partir de enero de 2024, los vehículos eléctricos comercializados entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido podrían enfrentar impuestos, hecho que ha generado preocupación en el sector de la electromovilidad.

Sin embargo, existe la posibilidad de impedir la implementación de estos aranceles.

Como explica la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), la única forma de evitar la aplicación es obtener todos los componentes de la batería y algunos materiales críticos para la batería tanto en la UE como en el Reino Unido.

Sin embargo, desde ACEA consideran que esto es “prácticamente imposible de lograr hoy”.

Por ello, piden urgentemente a la Comisión Europea que adopte medidas inmediatas y eluda la aplicación de los aranceles.

Luca de Meo, presidente de ACEA y director ejecutivo del Grupo Renault.
Luca de Meo, presidente de ACEA y director ejecutivo del Grupo Renault.

Luca de Meo, presidente de ACEA y director ejecutivo del Grupo Renault, sugiere: «Existe una solución muy sencilla y directa: ampliar en tres años el actual período de introducción gradual de las normas sobre baterías«.

«Instamos a la Comisión a que haga lo correcto», añade.

Si bien se están realizando inversiones masivas en las cadenas de suministro de baterías europeas, se necesita más tiempo para desarrollar la escala necesaria para cumplir con las normas de origen.

Si no se evita el impuesto, se impondrá un arancel del 10% a las exportaciones de vehículos eléctricos de la UE al Reino Unido, su mayor socio comercial.

Esto podría costar a los fabricantes de automóviles de la UE 4.300 millones de euros en los próximos tres años, lo que podría reducir la producción de vehículos eléctricos en aproximadamente 480.000 unidades, equivalente a la producción de dos fábricas de automóviles de tamaño mediano.

«Hacer subir los precios al consumidor de los vehículos eléctricos europeos, en el mismo momento en que necesitamos luchar por la cuota de mercado frente a una feroz competencia internacional, no es la medida correcta, ni desde una perspectiva empresarial ni medioambiental», afirmó de Meo.

“Europa debería apoyar a su industria en la transición neta cero como lo hacen otras regiones, sin obstaculizarla”, añadió de Meo.

Cabe señalar que la industria automovilística europea se enfrenta a la amenaza de China debido a la llegada de un gran número de vehículos eléctricos procedentes del gigante asiático.

Los modelos chinos son conocidos por ser más baratos gracias a importantes subvenciones estatales.

Mike Hawes, director ejecutivo de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores.
Mike Hawes, director ejecutivo de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores.

Por eso la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció el inicio de una investigación sobre este asunto, ya que estas subvenciones dan lugar a precios «artificialmente bajos».

Otro líder de la industria que expresa su postura sobre cómo evitar la imposición de impuestos a los automóviles cero emisiones fue Mike Hawes, director ejecutivo de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores (SMMT).

En este sentido, Hawes afirma: “Esto podría evitarse fácilmente simplemente retrasando la introducción de requisitos demasiado exigentes en materia de normas de origen«.

«Instamos a la UE y al Reino Unido a acordar una solución pragmática y rápida, porque aumentar el coste de los vehículos eléctricos no sólo limitará la transición, sino que limitará las opciones de los consumidores y, en última instancia, comprometerá la competitividad de una industria de la que dependen tantos medios de vida», afirmó. agrega.

Leer más: Ford: “Necesitamos que las políticas se centren en impulsar el mercado de vehículos eléctricos en el corto plazo”

Reino Unido, el mayor socio comercial de la UE

Un documento publicado recientemente por ACEA revela que el Reino Unido es el mayor mercado para las exportaciones de vehículos de la UE. Le siguen Estados Unidos (segundo) y China (tercero).

Esta hoja informativa examina los flujos comerciales de vehículos entre la UE y China, incluido el mercado de vehículos eléctricos.

En cuanto a la comercialización de coches nuevos, en 2022 se exportaron a la UE 500.006 unidades fabricadas en China, por un valor de 9.300 millones de euros.

De ellos, 313.723 eran vehículos eléctricos de batería (62,7%).

Por otro lado, en 2022 se exportaron a China 391.586 coches fabricados en la UE, por un valor de 24.200 millones de euros.

De ellos, sólo 17.345 eran vehículos eléctricos de batería (4,4%).

Lee más noticias de Europa en Mobility Portal Europe

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *