VISITA NUESTROS PORTALES
febrero 8, 2023
Ailén Pedrotti-editora Portal Movilidad España
By Ailén Pedrotti

Ingeniero de Acciona da «volantazo» hacia el coche eléctrico y ahorra 450€ en un año

Manuel Gobea Sanz en 2022 ha adquirido su primer vehículo eléctrico. Un Nissan Leaf de 2015 lo ha acompañado a lo largo de los 5.800 kilómetros que ha recorrido en ese año y en contacto con Portal Movilidad España brinda los secretos claves del ahorro que ha podido conseguir gracias a la electromovilidad.

Desde el establecimiento del fin del motor a combustión y la llegada con más fuerza de la movilidad eléctrica muchos han decidido dar el paso hacía una conducción de cero emisiones. 

Y así ha sido el caso de Manuel Gobea Sanz, ingeniero de Acciona, quien el año pasado ha adquirido su primer coche eléctrico y ha sido protagonista de los beneficios que trae día a día este tipo de segmentos. 

En un posteo en su perfil personal en LinkedIn, el especialista ha plasmado cómo a lo largo del primer año de adquisición ha captado un ahorro de hasta 450 euros gracias al cambio

¿Cómo ha sido el proceso?

A comienzos del año pasado, adquirió un Nissan Leaf usado de 2015, con 100.500 km y la batería estaba sobre el 80% de capacidad y un cargador doméstico de la línea de Veltium, fabricante español de este tipo de insumos. 

“A lo largo de este periodo he hecho 5.800km, en recorrido urbano e interurbano por Madrid, que me hubieran costado unos 592€ (estimando optimistamente 5,8 l/100km) con los precios medios de la gasolina de 2022”, relata Gobea Sanz a sus seguidores en la red social profesional.

El coche gasolina de referencia que utiliza a lo largo de su relato es un Toyota Auris de 2014, que es el que venía usando para estos trayectos antes de la nueva incorporación.

Las recargas en casa han sido 848 kWh y con la tarifa de Repsol Visite las mismas supusieron un coste final de 122,12€. 

Fuera de casa me han costado 19,81€, ya que mucha recarga fueron gratuitas como las de Iberdrola o los puntos ubicados en comercios, por lo que hay mucho kWh que no se puede contabilizar”, detalla en este sentido.

Es así que en total ha llegado a contabilizar un total de 141,93€ invertidos a lo largo del 2022, lo que supone la cuarta parte del gasto de gasolina y como si esto ya fuese interesante no ha notado grandes cambios en la facturas que fue recibiendo en los primeros meses de uso.

«En previsión, cambié de compañía y bajé un poco el precio del kWh», comenta en contacto con Portal Movilidad España.

¿Cómo ha accedido a toda esta información? Gracias a los sistemas de recolección de datos incluido en la App de Veltium.

De esta manera, al realizar la comparativa entre lo que hubiera debido invertir llenando la gasolina de su anterior vehículo y lo que realmente le ha costado completar la batería de su Nissan Leaf se queda con un ahorro final de 450€.

Luego al entrar más en detalle, el ingeniero de Acciona reconoce que en cuanto a mantenimiento no ha debido gastar nada.

Es así que reconoce: “No hay cambios de aceite, ni bujías, ni correa de distribución y los frenos con la frenada regenerativa pueden durar décadas. Las revisiones son recomendables pero no necesarias y su precio sobre 170€, igual que un mantenimiento menor y la mitad de uno mayor”.

Otra de las curiosidades que se presentaron en el posteo, que contó con diversos comentarios de actores del sector de la electromovilidad, ha sido referida a la potencia. 

Según los detalles que ha brindado Manuel Gobea Sanz, con la ya contratada (4,6kW) fue suficiente para dar respuesta a la demanda energética del punto de recarga. 

Lo que si, ha debido colocar un control dinámico de potencia para priorizar la vivienda sobre la carga del coche en caso de coincidencia.

El cargador, al estar la plaza en el mismo edificio, está colgando del contador de casa y dispone de un control dinámico de potencia, por lo que la recarga del coche se realiza con la potencia libre no utilizada en el hogar. 

“Ya con la carga programada en periodo nocturno es suficiente para no subir la potencia contratada, pero si no con este control dinámico no es necesario aumentar ese coste fijo”, agrega respondiendo consultas de quienes intervinieron en el posteo de LinkedIn.

En el caso de tener el cargador en un edificio diferente al de la vivienda, es verdad que es un coste adicional a considerar, ya que sería un CUPS diferente.

Al final de su relato el especialista no teme al dejar una reflexión referida a la adopción de los segmentos de cero emisiones: “El vehículo eléctrico ya no es solo una decisión pensando en el Medio Ambiente, si no que pensando con la calculadora en la mano, es una reducción de los costes operativos importante”.

A lo que agrega: “Así que si este 2023 tenéis la oportunidad de poder pasaros a un eléctrico, no os lo penséis. Suena al futuro de la movilidad, pero es el presente más racional”.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *