VISITA NUESTROS PORTALES
julio 2, 2024
Inés Platini
By Inés Platini

¿Adiós al ion-litio? ITE analiza el futuro de las baterías de vehículos eléctricos

A medida que el mercado de vehículos eléctricos progresa, la industria de las baterías también lo hace en paralelo. Aunque el ion-litio ha sido el material predominante hasta ahora, desde ITE aseguran a Mobility Portal España que podrían surgir otros para reemplazarlo. ¿Cuáles son y qué beneficios aportarán al sector eMobility?
¿Adiós al ion-litio? ITE analiza el futuro de las baterías de vehículos eléctricos
info@mobilityportal.es

El litio no solo es un mineral escaso, sino que a menudo su proceso de extracción no contempla medidas adecuadas para reducir la contaminación actual.

En este marco, la búsqueda de alternativas para baterías más sostenibles se ha convertido en una prioridad para muchos investigadores, quienes aspiran a que los coches eléctricos se acerquen más al objetivo de cero impacto ambiental.

¿Se espera que el ion-litio desaparezca en algún momento?

“Considero que a corto o medio plazo este no va a desaparecer, pero se está comenzando a estudiar el sodio, que es un elemento abundante”, asegura Laura Cebrián, investigadora del proyecto RECILION en el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE).

Laura Cebrián, investigadora del proyecto RECILION en ITE.

En diálogo con Mobility Portal España, la experta señala que este material se puede encontrar fácilmente en el mar.

Es una tecnología muy similar a nivel operativo, con la diferencia de que se sustituye el litio por sodio y, en lugar de grafito, se utiliza ‘hard carbon’ en el ánodo”, detalla en este sentido.

Los beneficios que aportará este elemento se centran principalmente en la reducción de la huella de carbono, debido a que su extracción y transporte son menos contaminantes. 

Como a su vez, se prevé que será más seguro, ya que “el litio es un material más inestable que el sodio”.

“Actualmente, esta tecnología se encuentra en un TRL (nivel de madurez tecnológica) muy bajo, y aún falta tiempo para que llegue”, anticipa Cebrián.

Paralelamente, los fabricantes han dedicado los últimos años a la investigación y desarrollo de baterías en estado sólido, con el fin de proporcionar beneficios significativos a los vehículos eléctricos.

El objetivo es reducir el costo del coche, aumentar la autonomía, disminuir el peso y el tamaño de las baterías, mejorar su durabilidad, permitir una carga más rápida y ser más respetuosa con el medio ambiente. 

Pero eso no es todo.

Al mismo tiempo se busca aumentar la seguridad, especialmente en la prevención de posibles incendios, ya que estas celdas no presentan riesgo de sobrecalentamiento. 

Esta tecnología consiste en cambiar el electrolito de las pilas, pasando de un estado líquido a uno sólido.

¿Cuándo podrían llegar al sector eMobility? Toyota es uno de los líderes en este sentido. 

El fabricante ha estado investigando las baterías de estado sólido durante varios años y es la primera empresa que planea lanzar un coche con esta tecnología para su investigación y prueba. 

La fecha prevista de su lanzamiento es el año 2025.

Mientras se espera que estas novedades arriben al mercado, ITE se enfoca en el reciclaje y la segunda vida de las celdas de ion-litio mediante su proyecto RECILION.

La iniciativa, que ha comenzado en enero de este año, tiene como objetivo desarrollar un proceso integral para el reciclaje de pilas de ion-litio, con el propósito de maximizar la eficiencia y sostenibilidad de este proceso. 

Esta se centra en el desarrollo de tecnologías innovadoras para la separación y recuperación de materiales críticos, así como en la evaluación de la calidad y rendimiento de los componentes reciclados en aplicaciones prácticas.

“Buscamos recuperar tanto el ánodo como el cátodo de una batería al final de su vida útil, procesarlos y reutilizarlos en una célula que funcione con material recuperado, asegurando un buen rendimiento en el Instituto”, explica Cebrián.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Conselleria d’Innovació, Indústria, Comerç i Turisme de la Generalitat Valenciana, a través del IVACE, y está financiado por la Unión Europea, a través del Programa FEDER Comunitat Valenciana 2021-2027.

Este no solo aspira a mitigar los impactos ambientales negativos, sino también garantizar la seguridad del suministro de materias primas en Europa, contribuyendo así a la estrategia europea de sostenibilidad.

RECILION surge a la par del nuevo reglamento de la UE que obligará a las empresas a reciclar las pilas y a que las nuevas que se fabriquen tengan un porcentaje de material recuperado.

Esta normativa se implementó el verano pasado y comenzará a aplicarse este año, con la introducción gradual de objetivos de eficiencia para la recuperación de materiales y el contenido reciclado a partir de 2025.

Esta ley facilitará la producción de celdas con una huella de carbono reducida, minimizando el uso de sustancias nocivas y disminuyendo la dependencia de materias primas de países fuera de la UE. 

Y no solo ello, sino que además fomentará a que se recojan, reutilicen y reciclen en gran medida dentro del continente.

El reglamento especifica que todas las baterías deben contar con un pasaporte que detalle los materiales que la conforman, su huella de carbono y que proporcione acceso a información sobre su estado de salud a través de un código QR.

Esto no solo beneficiará a los consumidores, por ejemplo, al adquirir vehículos de segunda mano, sino que también será fundamental para los profesionales de la industria en sus esfuerzos por promover la economía circular. 

La normativa también establece que a partir de 2031, todas las celdas fabricadas en Europa deberán incluir materiales reciclados.

En este contexto, ITE cuenta con una extensa experiencia en el desarrollo de pilas y un amplio conocimiento en este campo. 

Hace aproximadamente un año decidió incursionar también en el reciclaje de estas, debido al crecimiento continuo del mercado de vehículos eléctricos. 

“Se prevé que en los próximos ocho o diez años, cuando los coches lleguen al final de su vida útil, habrá que hacer algo con las baterías, representando así un nicho de mercado que deberá ser explotado”, sostiene la investigadora del proyecto RECILION.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *