VISITA NUESTROS PORTALES
febrero 7, 2024
Pedro-Kaiser-e1701710558216-150x150
By Pedro Kaiser

Líderes de Italia vs CEO de Stellantis: Los incentivos para vehículos eléctricos desatan un nuevo debate

Ante la falta de avances legislativos en la industria de autos eléctricos y la infraestructura de carga, Italia planea asignar 1.000 millones de euros para fomentar las compras en el sector. ¿Cuáles son los puntos clave de la discusión?
Stellantis

Recientemente, se produjo un choque de declaraciones a raíz de las críticas de Carlos Tavares, CEO de Stellantis, hacia el gobierno italiano.

Carlos Tavares, CEO de Stellantis.

Las evaluaciones del empresario surgieron después de que la primera ministra Giorgia Meloni exigiera al grupo industrial multinacional aumentar la producción de vehículos eléctricos en el territorio nacional.

«Italia debería hacer más para proteger empleos en el sector automotriz en lugar de buscar chivos expiatorios y atacar a Stellantis NV, propietaria de Fiat«, responde Tavares.

Además, el representante de la compañía agrega que el liderazgo político «está tratando de evitar asumir responsabilidades«.

¿Cuál es la razón de esto?

El empresario afirma que si no se otorgan subsidios para la compra de vehículos eléctricos, las plantas italianas corren riesgo.

Cabe destacar que el fabricante produjo un total de 751.384 automóviles de bajas y cero emisiones en el país a lo largo de 2023.

Esto representa un aumento del 9,6% en comparación con 2022.

Sin embargo, Meloni no está satisfecha y exige que las unidades aumenten a al menos un millón.

En este sentido, la primera ministra critica al conglomerado empresarial por sus intenciones de trasladar la producción de automóviles a países de menor costo en un momento crucial de la transición a la electrificación en Italia.

Giorgia Meloni, Primera Ministra italiana.

Además, el empresario portugués no teme hacer evaluaciones de la situación nacional:

«El mercado de vehículos eléctricos en el país es muy pequeño. Es una consecuencia directa de que el gobierno no incentive la compra de este tipo de autos».

Cabe destacar que en 2023, el país alcanzó 1.57 millones de nuevas matriculaciones de automóviles de bajas y cero emisiones, según datos del Ministerio de Transporte.

Sin embargo, la cuota de mercado de los vehículos eléctricos es solo del 4%, ubicándose por debajo del promedio regional, que ronda el 14%.

En este sentido, las autoridades locales están considerando asignar 930 millones de euros para fomentar la compra de vehículos eléctricos producidos internamente.

Específicamente, uno de los objetivos principales del plan es incentivar a las familias de bajos ingresos a adoptar la electromovilidad.

Los incentivos financieros propuestos tendrían un valor de hasta 13.750 euros para permitir que los ciudadanos con ingresos anuales inferiores a 30.000 euros hagan la transición de un vehículo personal de motor de combustión interna tradicional a un modelo eléctrico puro.

Las declaraciones de Tavares no pasaron desapercibidas, y hubo respuestas.

Adolfo Urso, Ministro de Industria.

El Ministro de Industria italiano, Adolfo Urso, afirma:

«Si Tavares cree que Italia debería hacer lo mismo que Francia, que aumentó su participación activa en Stellantis, que nos lo pida».

«La diferencia entre Francia y nosotros es que ellos están involucrados en el capital del grupo, y nosotros no. Haga una solicitud y podemos discutirlo juntos», agrega Urso.

Cabe recordar que Francia posee un 6,1% de participación en Stellantis a través de Bpifrance, estatal, y tiene representantes en la junta directiva de la compañía, beneficios que Italia no tiene.

El conglomerado con sede en Ámsterdam opera en más de 40 países y cuenta con 14 marcas, incluyendo Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Citroën, DS, Fiat, Jeep, Lancia, Maserati, Opel, Peugeot, Ram y Vauxhall.

¿Cómo contribuyó Italia al desarrollo eMobility nacional?

Desde que los vehículos eléctricos entraron en la conversación global sobre transporte, se han implementado una serie de legislaciones en el país del sur para fomentar este sector.

Entre ellas destaca la subvención de compra, que brinda incentivos a los consumidores que adquieren vehículos con emisiones de CO2 de 60 g/km o menos.

Además, según la ley presupuestaria italiana para 2020, los administradores públicos, al renovar sus flotas, deben reservar el 50% de la cuota para la compra o alquiler de vehículos eléctricos, híbridos o de hidrógeno.

Por otro lado, en la mayoría de las regiones italianas, los usuarios de automóviles de bajas o cero emisiones disfrutan de reducciones fiscales.

Entre otros beneficios, cabe destacar el estacionamiento gratuito o la libertad para circular en áreas de tráfico restringido.

Sin embargo, estos beneficios existen a nivel local y no a nivel nacional.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *