VISITA NUESTROS PORTALES
junio 25, 2024
IMG_0401
By Ailén Pedrotti

Kempower advierte: “El corredor mediterráneo debe electrificarse para transporte pesado si queremos coger este tren”

Las perspectivas de mercado para el MCS o Megawat Charging System, el nuevo estándar de recarga para el transporte pesado, son buenas. Kempower asegura que hay cada vez más audiencia para el MCS y entre los más interesados están los CPOs. Sin embargo España todavía tiene que enfrentarse a algunos retos para afianzar su despliegue. 
Kempower
info@mobilityportal.es

“España tiene muchísimo tráfico de camión y todo el corredor del mediterráneo tiene que estar electrificado si queremos coger este tren”, plantea Guillermo López Arias, Head of Sales Kempower Iberia & LATAM.

Las conversaciones en torno a la electrificación del transporte pesado ya pasaron del dicho al hecho y en estos momentos el cómo realizar la puesta en marcha es clave. 

Tras su paso en el último summit virtual de Mobility Portal España, Guillermo toma todos aquellos trayectos que van desde España hasta Alemania como referencia de donde debería concretarse, por ejemplo, el despliegue de puntos de recarga de alta potencia.

¿Cómo hacerlo? 

La respuesta es simple: con cargadores MCS, como los que está presentando Kempower en toda Europa, incluyendo España. 

En el marco del SIL de Barcelona, feria de referencia para el sector de la logística y del transporte, la firma ha presentado el Sistema de Carga en Megavatios

Guillermo López Arias, Head of Sales Kempower Iberia & LATAM.

La misma integra tecnología de vanguardia, ofreciendo una potencia máxima de 1.2 MW que eroga a través del Kempower Mega Satellite

Esta innovación asegura una compatibilidad óptima, ofreciendo un enchufe MCS de alta potencia (enchufe para carga de megavatios).

Lo que lo distingue es su capacidad para incorporar tanto salidas MCS como CCS2 en el mismo sistema, maximizando la flexibilidad. 

Y eso no es todo. Su operativa facilita la gestión dinámica de la potencia, que se distribuye eficientemente entre múltiples salidas.

Leer más sobre el MCS de Kempower en Mobility Portal España

Y ahora, la pregunta del millón: ¿Hay lugar para el MCS en el mercado?

“Hay cada vez más audiencia para esta solución y los operadores de puntos de recarga son los que mayor apuesta están realizando por él, pero más como inversión”, confirma Guillermo López Arias.

Pero no todo es tan simple, hay diversos factores que hacen más compleja la inversión y que hay que tener en consideración. 

En primera instancia, la disponibilidad de la red

Cargadores Kempower

Los camiones eléctricos se deberán recargar en estaciones de servicios o en nuevas estaciones de recarga, cuya localización dependerá principalmente de las rutas de tráfico ya trazadas.

Sin embargo, se debe tener muy en cuenta si hay capacidad de red suficiente para poder realizar el proyecto. 

Mirando los números, se entiende que cada estación de recarga va a requerir 1.200 kilovatios, potencia a la que se puede llegar hoy en día. Esto irá incrementando hasta los 3,75 megavatios cuando llegue el MCS en su máxima potencia, lo que equivale al consumo de una subestación de energía eléctrica.

“Habrá muchos casos en los que no vamos a tener red disponible suficiente, es por ello que apostar por el almacenamiento de energía será clave para poder dar respuesta a la demanda”, añade Guillermo. 

Kempower y una carta directa a las distribuidoras

Mientras que avanza el debate en torno a la descarbonización y electrificación del transporte pesado, Kempower se dirige directamente a las distribuidoras de energía.

“Las distribuidoras en España están ralentizando el despliegue de puntos de recarga más que en otros países”, comenta López. 

En lo que respecta al plano nacional, los largos tiempos de espera para la puesta en marcha de un proyecto por parte de las empresas energéticas son lo que más ralentizan el proceso. 

Actualmente los plazos para la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos ligeros rondan entre los 6 y los 12 meses, mientras que, en el caso de la recarga de los vehículos pesados, donde las potencias aumentan, esto puede llegar hasta a duplicarse.

“No pongamos piedras en el camino si queremos ir al mismo ritmo que el resto de Europa”, sugiere Guillermo, que además resalta la falta de transparencia en la conexión a la red y la poca estabilidad para los inversores, lo que se traduce en el riesgo de que inversiones se fuguen a otros países.

Convivencia entre segmento, la clave de Kempower para la rentabilidad 

Para maximizar la rentabilidad de estos proyectos, para Kempower es clave dar opciones de recarga a diferentes tipos de vehículos eléctricos y no ceñirse solo a la oferta para un único segmento. 

Por esta razón, las zonas de recarga deben pensarse desde un punto de vista de convivencia entre camiones y vehículos ligeros.

¿Un modelo a imitar? Según Guillermo López Arias, deben idearse estaciones similares a las gasolineras. 

Esto permitirá a los operadores de puntos de recarga no solo captar un abanico más amplio de clientes, sino también paliar el dilema del espacio, un factor que ya está siendo analizado a nivel europeo.

En sus estudios relacionados con la reducción de emisiones en el sector del transporte por carretera, Équilibre des Énergies (EdEn), plataforma transversal que reúne a los actores del mundo de la energía, reconoce que ya se cuenta con espacio limitado a lo largo de las carreteras para colocar hubs de recarga.

Un reto que surge dentro del mercado de la mano de la obligación de cumplimiento del reglamento AFIR.

Aquí, el último evento de Mobility Portal Group completo:

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *