VISITA NUESTROS PORTALES
junio 14, 2022
Ailén Pedrotti-editora Portal Movilidad España
By Ailén Pedrotti

La mesa de gobernanza llegaría sin el nuevo mapa de despliegue de infraestructura de carga

Mañana se realizará la primera reunión de la nueva mesa de gobernanza para definir las estrategias para desarrollar las redes de recarga en España, pero hasta el momento no se han dado nuevas noticias del mapeo oficial que debía entregar la Administración en mayo.

El Gobierno a cargo de Pedro Sánchez ha acelerado en las últimas semanas su trabajo sobre el avance de la electromovilidad, al punto de que mañana realizará la primera reunión de su nueva mesa de gobernanza para él despliegue de la infraestructura de recarga.

Pese a que los esfuerzos están puestos en este sentido, no dejan de tener una serie de pendientes en su lista de tareas, como es el caso de la publicación del mapa de cargadores.

El mismo debía ser publicado en el mes de mayo, pero por dificultades a las que se enfrento el ministerio de Transición Ecológica y del Reto Demográfico en lo que respecta a la recolección de la información, todavía se ha podido lanzar la publicación.

Pero hoy ya no solo se genera una demora en la entrega, sino que se genera la duda en el sector respecto a cómo se debatirán las estrategias para la instalación de puntos de carga, sin conocer de manera concreta la ubicación de todos los que hay disponible en el momento.

Se espera que el mismo pueda ser presentado en el marco de la presentación de la mesa el día de mañana, pero no hay ninguna certeza al respecto.

Por lo cual, hasta el momento solo resta esperar a que el mismo sea anunciado, permitiendo así generar un trazado más concreto del plan, basado en las necesidades que hoy hay en torno a la disponibilidad del suministro.

Cabe recordar, en este marco, que la fecha programada para la publicación estaba pactada para el 22 de mayo, pero según las recientes declaraciones de la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, no llegarán a cumplir ese plazo.

Pese a ya haber advertido el retraso, se comprometieron a que el mismo estaría listo antes de que comience el verano, y ya nuevamente el tiempo comienza a correr contrarreloj.

Este censo oficial sobre los enchufes disponibles para el vehículo eléctrico fue un compromiso asumido cuando la nueva normativa en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el pasado 21 de mayo de 2021.

En la misma se estipula que en el artículo 15.1, que “el Gobierno pondrá a disposición del público la información de los puntos de recarga eléctrica para vehículos de acceso público, dentro del año posterior a la entrada en vigor de esta ley”.

Artículo que supone que en menos de un mes la misma debería estar publicado, pero que según los anuncios no será así.

Es oportuno resaltar el hecho de que el mismo será publicado sobre el camino que afronta el país para conseguir los 100 mil enchufes de acceso público. Estos mismos actualmente se encuentran en el orden de los 13.500.

Uno de los datos que ya se conoce al respecto del mapeo, es que se podrá acceder por medio de Punto de Acceso Nacional de información de tráfico en tiempo real gestionado por el organismo autónomo de la Jefatura Central de Tráfico.

Desde dicho sector también ya han declarado que el sistema se encuentra listo y esperan novedades en cuanto a la información para cargar en el mismo.

Ni vertebración ni cohesión social

Desde el sector de la automoción esperan que este mapa muestre la desigualdad que hay entre Comunidades Autónomas en cantidad cargadores.

La misma fue develada, asimismo, por medio del último informe publicado por Ecodes y el Observatorio de Sostenibilidad.

El mismo demuestra que 7 de cada 10 puntos se encuentran en áreas urbanas, dejando al territorio rural con un acceso muy limitado a pesar de suponer más de cuatro quintas partes de la superficie peninsular. Además, sólo el 2% de los conectores actuales tienen una potencia superior o igual a 150 kW

Este estudio pone sobre la mesa la situación que existe fuera de los núcleos urbanos. Por ello se centra en la red de carreteras nacionales (generales, autovías y autopistas), con la vista puesta a cumplir con el estándar europeo del objetivo de disponer, al menos, de un punto de carga cada 60 Km.

Se detecta que al menos del 5% de la red principal cumple este objetivo. Además, el análisis toma en consideración las diferentes potencias, un factor determinante, puesto que fija el tiempo que un vehículo debe permanecer estacionado mientras se carga la batería.

En este sentido, se nota que solo el 2% de los conectores actuales en funcionamiento tienen una potencia superior o igual a 150 kW, estando el 5% en la red principal y tan solo un 0,7% en las áreas rurales.

La actual distribución se concentra al máximo en las áreas urbanas, condicionado por estrategias comerciales de oferta y demanda, allí donde más población y tráfico hay. Es aquí donde la intervención de las administraciones públicas es básica.

Las grandes y medianas áreas urbanas tienen en su territorio casi 7 de cada 10 puntos de carga en la España peninsular.

Garantizar la vertebración territorial y la cohesión social deben ser criterios clave a la hora de atender el despliegue de infraestructura de recarga necesario para que la movilidad eléctrica despegue con seguridad y garantías entre la población, esté donde esté.

Y es que este análisis también observa que los tramos más largos sin disponibilidad de carga se sitúan preferentemente en las áreas más interiores, quedando la franja costera mediterránea y del atlántico sur mucho mejor cubierta.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *