VISITA NUESTROS PORTALES
octubre 5, 2022
IMG_0401
By Ailén Pedrotti

LIUX alista motores para lanzar su primer coche eléctrico en noviembre

Usando materiales reciclados y apostando a traer al mercado español un vehículo “realmente sostenible”, LIUX se prepara para poder alcanzar una capacidad productiva de hasta 50.000 unidades al año. En diálogo con Portal Movilidad España, la start-up detalla los planes que están comenzando a desplegar.
info@mobilityportal.es

Tras dos años de trabajo, algunas demoras en los planes de lanzamiento y mucha energía puesta por parte de sus fundadores, hoy el coche eléctrico sostenible de LIUX está más cerca que nunca de salir a la luz.

Frente a esto, Antonio Espinosa de los Monteros, CEO de la firma, realiza su paso por el ciclo de entrevistas “Personalidades”, organizado por Portal Movilidad España.

“Tras un año duro y aplazar nuestros planes, ya cerramos la fecha de lanzamiento del primer modelo para principios de noviembre. Junto a esto, anunciaremos el plan industrial que estamos desarrollando”, anuncia en exclusiva.

En una primera fase llegarán al mercado con un solo vehículo 100% electrificado fabricado bajo el concepto de “coche planteis”, con un composite centrado en la utilización de fibra vegetal y resina bio basada.

Pero esto no se quedará allí. Ya planifican incorporar más modelos que llegarán, probablemente, en el 2025.

En este sentido comenta: “Esta es una decisión que todavía debemos terminar de tomar, pero queremos hacerlo lo más cerca de este lanzamiento ya que debemos embarcarnos en el desarrollo, el prototipado, desarrollo preindustrial y demás”.

Detrás de todo este proyecto hay un “gran cambio de paradigma” ligado a la sostenibilidad que buscan incorporar en todo el proceso que engloba al producto final.

Es por ello que no solo se trata de una cuestión “marketinera”, sino que de lograr unidades productivas más pequeñas, que les permita afianzar procesos con menor impacto y que reduzcan la huella de CO2.

En 2023 se montará la primera planta de fabricación que consta de una mini fábrica que estará operativa en 2024.

Contará con capacidades “relativamente bajas”, alcanzando las 5.000 unidades en el primer año y luego irá creciendo.

De 15 mil esperan seguir avanzando hasta poder llegar a un régimen normal de 40 mil a 50 mil anuales.

Pero no esperan centralizar toda su manufactura en una única ubicación o establecer megafactorías, sino que por el contrario, replicarán la unidad de fabricación en los distintos mercados donde vayan abriendo abriendo el proyecto.

“La idea es tener una producción relativamente local en las regiones  donde busquemos vender nuestros automóviles”, detalla a respecto  Antonio Espinosa de los Monteros.

Elementos de innovación clave de LIUX

Partiendo de la base que la impronta de los coches eléctricos de LIUX es la sostenibilidad y la innovación, estos se realizan a base de materiales biobasados vegetales y sus partes se diseñan bajo impresión 3D.

Pero la clave de todo esto para su CEO se centra en un factor en particular: la modularidad.

Teniendo en cuenta el riesgo tecnológico al que se enfrentan al apostar completamente por una tecnología en particular, desarrollaron un prototipo que se vaya adaptando a las diferentes tendencias que lleguen al mercado de la automoción.

“Hemos diseñado un chasis que tiene los battery packs modulares. Son de 23 kilovatios  y se pueden quitar y colocar con mucha facilidad”, explica.

Esto les permite que en el caso de que se deba renovar una flota completa por un cambio de tecnología de propulsión, se pueda hacer la transformación de una manera sencilla y brindando una segunda vida a las baterías.

Un poco de historia

LIUX surgió de un momento de crisis. En medio de la pandemia uno de los proyectos en los que se encontraba trabajando Antonio Espinosa de los Monteros comenzó a fallar y lo llevó a investigar en un nuevo emprendimiento.

Todo surgió con una simple búsqueda de Google: “¿Cuáles son las industrias más contaminantes?”.

Allí se encontró con información sobre la textil, alimenticia, petrolera y por supuesto, el transporte. Y en esta última enfocó sus esfuerzos.

“En este mundo parecía que había mucho por hacer en materia de sostenibilidad, entonces comencé a investigar y me planteé la idea de porqué no hacer un coche super sostenible”, relata en este sentido.

A partir de ese momento la historia tomó un curso claro: llegar a lo que hoy conocemos como LIUX.

Contacto especialistas del sector de la automoción, se encontró con que había muy pocos profesionales que sabían de este mundo.

Se topó con personas de todo tipo y de todos los sectores, cómo así también con David Sancho, su actual socio.

Fue con la llegada de David que lograron hacer que la idea no solo se quede en un vehículo al que acceden unos pocos, sino que hacer que este acceda a un mercado a un mercado muy amplio cómo al que buscan llegar con el modelo que en noviembre conocerá la luz

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *