VISITA NUESTROS PORTALES
enero 9, 2023
Francisco Quatrin
By Francisco Quatrin

¿Percepción errónea? Incrementa la infraestructura de recarga pero persisten los reclamos

El tema más arduo de debate dentro del sector de la electromovilidad es sin dudas la de los puntos de recarga. Diferentes actores opinan del caso, pero ¿qué están diciendo los números?

La última actualización del Barómetro de la Electromovilidad elaborado por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) arroja que hasta noviembre hubo instalados 16.565 puntos de recarga

Mientras que si se mira la cifras del European Alternative Fuel Observatory (EAFO), marca que hay un total de 24.950 puntos de recarga pública en el país. 

Sea cual fuere la cifra, existe un reclamo constante desde el sector de la automoción sobre una falta constante de cantidad de puntos de recarga

“Hay que tener en cuenta que la gente no es que no quiera un coche electrificado, en realidad lo que ocurre es que no puede comprarlo”, explica Gerardo Pérez de Giménez, presidente de FACONAUTO, en El Español.

El dirigente de la patronal de los concesionarios dice que por esa razón se debe incrementar la infraestructura de recarga existente al mismo nivel que el de las gasolineras. 

La cantidad de estaciones de servicio actuales en España, según el dato de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), hay 11.160 gasolineras. Es decir un número inferior al de puntos de recarga públicos, tanto el dato provenga de EAFO o de ANFAC.

Actualmente en España circulan alrededor de 250.000 vehículos eléctricos puros. Lo que quiere decir que cada 12 vehículos existe un cargador. Lo que según la estadística es un número bajo, porque la media debería ser de 10.

Países como Francia, Corea o China. En Corea del Sur hay ya 384 enchufes por cada 1.000 kilómetros según la AIE. Y la media por vehículo es de 10 cada un punto de recarga.

Se calcula que en el país debería haber, según estimaciones, una cantidad de 70 mil cargadores públicos colocados para que exista una infraestructura robusta. 

Pero, aquí entra otro tópico a la discusión: ¿es necesario tener tantos cargadores públicos? Un estudio de Bloomberg indica que el 90% de la carga se realizará en domicilios particulares.

Se podría tomar el ejemplo de Barcelona. Una ciudad compacta de 100 kilómetros cuadrados con muchos habitantes. Con una densidad actualmente de más de 16.000 habitantes por kilómetro cuadrado.

“Con esto podemos entender y suponer que instalar puntos de recarga no va a ser fácil. Los ciudadanos, se supone, tienen que colocarlos en sus casas o en edificios. Pero esto en Barcelona no es posible como lo es en Oslo”, comentó Redha Zetchi es el gerente de Nueva Movilidad de Barcelona de Serveis Municipals (BSM).

También otro factor a tener en cuenta, si la carga pasará en un 90% en hogares, es que el usuario tenga acceso a la financiación adecuada para la infraestructura.

Porque instalar un punto de recarga en un edificio involucra una adecuación de la infraestructura de distribución eléctrica, en baja y en media tensión. “Si no somos capaces de adecuarlas el despliegue del vehículo eléctrico se vería ralentizado”, explica Enrique Pastor, Global Sales Vicepresident eMobility Division de Schneider Electric.

Followers
17.921
Separator Single Post

Un comentario

  1. Entiendo que la mayor parte de los usuarios de V.E que tienen para uso personal utilizan sus hogares para recargar en una hora adecuada para minimizar costos.
    Sin embargo va ha depender de cuantos Km va ha recorrer para ello si necesitaria de un IRVE que este ubicado en vía pública.
    Seria necesario evaluar para transporte publico como buses, lógicamente deberian tener su IRVE en su estacionamiento o aparcamiento.
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *