VISITA NUESTROS PORTALES
julio 12, 2022
Ailén Pedrotti-editora Portal Movilidad España
By Ailén Pedrotti

¿Por qué no son viables las recargas anónimas de vehículos eléctricos?

Carlos Carmona Horta, experto del sector de la movilidad, explica cuáles son las claves para hablar de la interoperabilidad de las recargas y del valor que toman los datos de los usuarios en este nuevo paradigma.

La interoperabilidad es un debate común al hablar de electromovilidad. Surgen opiniones encontradas por si debería regularse o no, si es necesaria solo una app o un sistema de recargas abiertas.

Frente a todo esto, Carlos Carmona Horta, profesor del Máster de vehículos híbridos y eléctricos de la Universidad Politécnica de Madrid y especialista en la materia, da su punto de vista de porque no podría pensarse en un modelo de recargas anónimas de vehículos eléctricos.

“Poniéndose en el lugar de un operador de punto de cargas, somos conscientes de que por supuesto le interesa que los usuarios utilicen sus ubicaciones, pero es una realidad que hoy desde mi punto de vista son más valiosos los datos de aquella persona que la energía que se le puede cobrar“, plantea en este sentido.

Hoy el mercado se mueve sobre la información que liberan las personas minuto a minuto. Grandes compañías como Facebook, WhatsApp, Instagram y Google supieron captar todo el flujo de datos que se transmitían por medio de ellas y lograron hacer millones con esta gestión.

Es así, que hoy en día el modelo de negocio de un operador de estaciones de carga de coches eléctricos no querrá perder la oportunidad de acceder al registro de los usuarios.

Partiendo de esta premisa, Carmona Horta propone que debe “brindarse un valor añadido a las aplicaciones”, para que realmente valga la pena crearse una cuenta y utilizarla diariamente”.

Este consejo es dado desde la experiencia, tal como se ve en el caso de McDonald’s: “Han desarrollado una plataforma en la cual tú puedes abonar tus patatas, tu hamburguesa, acceder a descuentos y ahí mismo abonar la carga de tu vehículo. A esto es a lo que me refiero cuando hablo de brindar un plus”.

Como una de las tantas barreras que se han presentado, esta se está pudiendo derribar, de la mano de acuerdos de grandes empresas o regulaciones que marcan las líneas de juego.

Este último puede ser el caso del nuevo reglamento sobre la infraestructura para los combustibles alternativos, que forma parte del paquete de medidas “Fit for 55”, se han establecido una serie de medidas para garantizar la facilidad en las recargas de coches eléctricos.

Es así que los parlamentarios han tenido en cuenta las necesidades de los usuarios en relación con las distintas opciones de pago y de indicación de precios.

De esta manera, se ha fijado que se deberá permitir la carga puntual, aceptar el pago electrónico e informar claramente sobre los costes de las recargas.

Asimismo, se ha aclarado y racionalizado para precisar las obligaciones de cada uno de los agentes, asegurar el seguimiento de los avances, garantizar la correcta información a los usuarios y dotar al sector de normas y especificaciones técnicas comunes.

Ejemplo de interoperabilidad existentes

En 2021, Con el fin de alcanzar esta interoperabilidad, EVBox Ibérica y Electromaps firmaron un acuerdo para ahora estar conectados por OCPI, de manera que los usuarios con llaveros de RFID de Electromaps pueden cargar en las estaciones públicas conectadas a la Plataforma de Gestión de Recarga EVBox en toda Europa.

EVBox continúa trabajando para incrementar su red de interoperabilidad. Actualmente, su red cuenta con más de 130 mil estaciones públicas en toda Europa y más de 1,4 millones de conductores.

Otro acuerdo firmado en diciembre de 2021, fue el de Wenea, y NewMotion, operadora del grupo ShellAlcanzaron un acuerdo de interoperabilidad con el objetivo de ofrecer a sus clientes un mejor acceso a la red de carga europea.

A través de esta colaboración, los usuarios de la aplicación de Wenea pueden utilizar las 13.000 estaciones de recarga públicas de las que dispone NewMotion, de las cuales 400 son de carga rápida y superrápida.

A su vez, los usuarios de Shell Recharge pueden acceder a puntos de recarga superrápida en el territorio español desde ese diciembre.

La petición de Visa

La compañía de pagos Visa ha pedido a todos los actores del sector europeo de la recarga eléctrica que impulsen la estandarización e interoperabilidad de los pagos en los puntos de recarga, con el objetivo de que los usuarios puedan elegir el método de pago que prefieran.

Visa inició un diálogo con los fabricantes de puntos de recarga de vehículos eléctricos y otros actores clave del sector con el objetivo de identificar las barreras que existen actualmente en cuanto a los pagos.

Además, solicita buscar soluciones de pago digitales que sean interoperables y estandarizadas.

De la misma forma, la compañía se convierte en la primera del sector financiero y de pagos en unirse a la iniciativa global CharIN, dedicada a promover estándares globales relacionados con la recarga.

La iniciativa está formada por empresas de toda la cadena de valor que trabajan para desarrollar una infraestructura global, un protocolo seguro de recarga y pago, y nuevas tecnologías para impulsar la electromovilidad y hacer crecer su adopción.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *