VISITA NUESTROS PORTALES
julio 21, 2023
Florencia Boeri
By Florencia Boeri

PSOE y Sumar fieles al vehículo eléctrico como al “impuesto” al diésel

Representantes de las cuatro principales fuerzas políticas debaten sobre industria energética y marcan sus posturas sobre vehículos eléctricos y el impuesto al diésel ¿Qué opinan?

De cara a las elecciones generales, representantes del Partido Socialista, Partido Popular, Sumar y Vox debaten sobre el presente y el futuro de la energía.

Abordando diversos temas vinculados a política pública energética, marcan el posicionamiento de sus partidos sobre la movilidad eléctrica.

Ante las preguntas del moderador “¿Le vais a subir los impuestos al diésel? ¿Vais a prohibir la venta de coches diésel para 2035?” los políticos responden.

Mireia Borrás, diputada nacional por Vox, contesta sin titubear: “No, obviamente”.

diésel
Mireia Borrás.

“De ninguna manera nosotros vamos a apoyar ese tipo de legislación tan suicida para la propia industria”, lanza.

La legisladora resalta que dichas políticas son un ataque directo a las clases más humildes que no pueden acceder a un coche eléctrico por falta de capacidad económica.

“Ellos que sí pueden tener un coche eléctrico y una casa para poder cargarlo no les importa”, acusa al oficialismo.

Para la representante de Vox el coche a combustión puede convivir perfectamente con el vehículo eléctrico.

“¿Realmente queremos descarbonizar?” pregunta, y considera que la movilidad eléctrica supone muchas desventajas, “como las baterías y el tema de las recargas”.

Para alinearse a la reducción de emisiones, propone estimular los biocombustibles y los combustibles sintéticos para que la mayoría de los españoles puedan acceder.

Ante el turno de intervención del oficialista Marc Pons, secretario de Transición Ecológica Justa y Preservación de la Biodiversidad, responde al planteo de Borrás.

diésel
Marc Pons.

“El fin de los vehículos a combustión no es una decisión española, es europea”, recuerda.

En alusión al cuestionamiento de sí España quiere descarbonizar, el funcionario contesta que no hay que instalar retrocesos porque hay carrera industrial en la que los chinos llevan la delantera.

“Planteamientos de retardismo lo único que pueden hacer es que el mercado directamente nos acabe expulsando”, declara.

Pons pide a los políticos “ser inteligentes” a la hora de orientar esfuerzos desde lo público hacia las industrias españolas y europeas, haciendo mención a la situación de la industria alemana.

El país germanico, líder en automoción, logró que la Comisión Europea incluya combustión de cero emisiones en el acuerdo, siendo que al principio la norma iba a ser estrictamente de movilidad eléctrica.

Por su parte, Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables, es breve.

diésel
Fernando Ferrando.

Responde “sí” a la suba de impuestos a los combustibles como a la prohibición de vehículos de combustión interna.

Añade mantener el impuesto a las grandes corporaciones por la transferencia de rentas que se ha producido desde los consumidores al sector energético.

El representante de Sumar considera que la movilidad no puede reducirse de un cambio modal de un vehículo de combustión interna por uno eléctrico.

Si no que se trata de reducir las necesidades de desplazamiento, incrementar la capacidad de servicio, apostar por la movilidad no motorizada y colectiva, y a partir de ahí por el vehículo eléctrico, “con acceso a todo lo demás”, plantea.

Guillermo Mariscal, diputado español por el Partido Popular, a lo largo del debate sostuvo la importancia de garantizar el desarrollo del vehículo eléctrico.

Sin embargo no especificó su postura sobre el fin del motor a combustión para 2035.

diésel
Guillermo Mariscal.

En relación al impuesto al diésel cuestionó: “¿De verdad estamos diciendo ante la opinión pública que le vamos a subir el impuesto al diésel aún más? ¿Qué vamos a castigar aún más?”.

“Por favor seamos sensatos, mandemos mensajes de tranquilidad”, pidió ante la audiencia.

El diputado considera que la política energética exige ahora mismo visibilidad, credibilidad, fiabilidad y no amenazar con cambios que perjudican a la clase media.

En línea con el planteo de Borrás, acusó que no se piensa en ese segmento de la población cuando se instalan ese tipo de imposiciones.

En síntesis, se puede decir que el PSOE y Sumar dicen “sí” al impuesto al diésel mientras que el PP y Vox se oponen.

El único de los cuatro en decir “no” a la movilidad eléctrica, es el partido representado electoralmente por Santiago Abascal, Vox.

Las declaraciones de los políticos se dieron este miércoles en el marco del evento #DebateEnergia19J organizado por el medio español El Periódico de la Energía.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *