VISITA NUESTROS PORTALES
octubre 27, 2023
PwC: «Diseño de ayudas obstaculizan el despliegue del vehículo eléctrico»
By Mobility Portal España

PwC: «Diseño de ayudas obstaculizan el despliegue del vehículo eléctrico»

De acuerdo a la empresa de consultoría, España, a pesar de ser uno de los países con más incentivos públicos para la compra de vehículos eléctricos, cuenta con uno de los mercados menos desarrollados.
ayudas

El nivel de ingresos y el diseño de las ayudas gubernamentales emergen como dos factores primordiales que explican la falta de despegue del mercado de vehículos eléctricos en el país, según se desprende del informe «eReadiness 2023» elaborado por PwC, presentado durante el Global Mobility Call.

El estudio evalúa la situación de la movilidad eléctrica en 18 mercados relevantes mediante una encuesta a más de 12.500 consumidores, categorizados en tres grupos: propietarios de coches eléctricos, futuros compradores y escépticos.

Los propietarios, que representan el 6% de los encuestados, se componen en un 51% por hombres y un 49% por mujeres.

Ellos son principalmente residentes urbanos con estacionamiento privado en sus viviendas, tienen una edad promedio de 43 años y, lo más significativo, gozan de un alto poder adquisitivo, con ingresos brutos anuales medios de 91.000 euros en los mercados examinados.

Esta cifra contrasta notablemente con el salario medio por trabajador en España, que en 2021 fue de 25.896 euros según datos del INE.

De los propietarios de vehículos eléctricos, el 86% utiliza su automóvil eléctrico para desplazarse al trabajo durante una media de 4.4 días a la semana, cubriendo una distancia promedio de 23 kilómetros.

Suelen cambiar de vehículo cada 5.9 años aproximadamente y el 62% ha aprovechado ayudas públicas para adquirir su automovil.

Aunque en general están satisfechos con sus coches eléctricos, reconocen enfrentar tres desafíos principales: los largos tiempos de carga, la escasez de puntos públicos de recarga y la limitada autonomía de los vehículos.

Por otro lado, los futuros compradores de coches de cero emisiones, que representan el 62% de los encuestados, expresan su intención de adquirir uno en los próximos cinco años.

Este grupo se compone en un 53% por hombres y un 47% por mujeres, con una edad promedio de 42 años y unos ingresos brutos anuales medios de 74.000 euros.

Al igual que los propietarios, son residentes urbanos y utilizan sus vehículos para ir al trabajo una media de 4.2 días a la semana, recorriendo 28 kilómetros diarios y reemplazando su vehículo cada 8.1 años.

En tanto, los consumidores escépticos constituyen el 32% de los encuestados y declaran que no tienen intención de adquirir un vehículo eléctrico en los próximos cinco años.

Este grupo se compone en un 44% por hombres y en un 56% por mujeres, con una edad promedio de 49 años y un poder adquisitivo notablemente inferior a los otros dos grupos, promediando 49.000 euros brutos anuales.

Ellos son menos propensos a cambiar de coche, con un promedio de 9.8 años, y citan como principales motivos los tiempos de carga, la limitada autonomía de los vehículos, la incertidumbre sobre la durabilidad de las baterías y el precio más elevado en comparación con los automóviles de combustión.

Manuel Díaz.

Manuel Díaz, socio responsable de automoción en PwC, ha destacado que la menor renta disponible de las familias en España respecto a otros mercados es una de las principales explicaciones de la falta de empuje de las matriculaciones de vehículos electrificados.

En lo que va de año, estas apenas superan el 10% del total de las ventas, «muy por debajo» de la media de la UE y de los principales países europeos.

También ha subrayado que esta situación está todavía presionada por el actual contexto inflacionista y el endurecimiento de las condiciones de financiación por las subidas de los tipos de interés.

Nivel de desarrollo del mercado de electromovilidad

El informe además incluye un índice que evalúa el desarrollo de la movilidad eléctrica en 18 mercados, considerando 14 indicadores agrupados en cuatro categorías principales: ayudas públicas, infraestructuras, situación de la oferta y situación de la demanda.

En esta clasificación, España se mantiene en un grupo de países donde el mercado de la electromovilidad está menos desarrollado, con un índice de madurez de 2.2 puntos, en una escala donde 1 representa un nivel poco preparado y 5 muy preparado.

Otros países en esta categoría son Italia, Emiratos Árabes Unidos, Japón, Polonia y Australia.

En contraste, Hong Kong, Noruega y China lideran la clasificación en lo que respecta a vehículos eléctricos, con índices de madurez de 4.2, 4 y 3.6 puntos, respectivamente.

Resulta llamativo que, a pesar de contar con un amplio número de ayudas e incentivos públicos, España se mantenga en este grupo menos avanzado, lo que se atribuye a la complejidad y demora en la concesión de estas ayudas.

Díaz ha destacado que esta «paradoja» tiene que ver con un sistema de concesión de ayudas «poco eficiente, en el que éstas llegan mucho después de la adquisición del vehículo y que están, vinculadas, en muchos casos a desgravación en el impuesto sobre la renta».

Por el contrario, Portugal, con un nivel de ingresos similar, logra duplicar la penetración de coches eléctricos en comparación con España, gracias a la aplicación directa de las subvenciones en el momento de la compra.

En cuanto a las infraestructuras de carga, a pesar de algunos avances en el último año, continúan siendo una de las áreas que requieren mejoras.

El número de puntos públicos de recarga eléctrica disponibles en el país ha aumentado a 18.128, lo que supone un incremento de 4.632 en comparación con el año anterior, aunque aún por debajo de los objetivos fijados.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *