VISITA NUESTROS PORTALES
julio 7, 2022
Francisco Quatrin
By Francisco Quatrin

Sin ayudas para una empresa de logística «no tiene sentido” invertir en infraestructura de recarga

Mariella Minutolo, EVP Sales Progressive Mobility de Bosch, resalta el coste que conlleva refaccionar las instalaciones de una empresa de logística y la operativa que ésta lleva.
info@mobilityportal.es

El migrar las flotas de combustión a eléctricas suponen un reto desde lo económico pero también desde la infraestructura. Es que los edificios deben modificarse e incluir a los puntos de recarga si o si.

Una empresa que decide invertir en este sentido debe tener en cuenta el factor de la carga para poder alimentar a sus flotas cuando están inactivas. 

“Para una compañía de logística que tiene un promedio de menos de 10 vehículos, no pueden buscar la infraestructura para cargar vehículos eléctricos”, plantea Mariella Minutolo, EVP Sales Progressive Mobility de Bosch.

El planteo de la directiva de la empresa de origen alemán viene con que sin ayudas sería imposible realizar la transición. Varios actores del sector ya se han manifestado sobre la forma de transicionar y los costes que este conlleva.

“Es realmente importante que los gobiernos acompañen estos procesos hacia nuevas tecnologías”, resalta Minutolo en el Global Mobility Call. “Otro obstáculo es operarlos, la regulación será clave y es algo que tiene que ser discutido”, añade.

En España por ejemplo existen dos planes orientados a las declaraciones de la EVP Sales de Bosch, el Moves Flotas y el Singulares.

Ambos programas son extensiones del programa Moves III que son orientados a la renovación de flotas por un lado y a proyectos particulares como lo puede ser una estación de carga de vehículos.

El Moves Singulares terminó su convocatoria el 14 de julio con varios proyectos sobre la mesa que tiene que ver con instalación de puntos de recarga, en su mayoría, e hidrógeneras.

Tendremos un gran marco de tiempo para poder transformar el panorama, sabemos que debe suceder”, añade a su planteo Minutolo.

Hacia 2035 el objetivo es de 2,5 millones de cargadores en todo el territorio europeo según las estimaciones de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por su sigla en inglés).

Pero, la meta planteada no coincide con la mirada del presidente de Bosch, Franz Fehrenbach. Según sus cálculos son necesarias más de un millón de estaciones de recarga solo en Alemania, para atender la futura demanda de los coches eléctricos. La mitad de lo planteado según la IEA para solo un país.

Cabe recordar que el mismo dirigente planteó en 2021 que los coches eléctricos no son climáticamente neutros

“Los vehículos eléctricos son tratados por las normativas como ‘cero emisiones’ porque no se tiene en cuenta la generación de la energía que los alimenta ni la consumida para la fabricación de sus baterías”, expresó en su momento.

Igualmente la empresa continúa con objetivos ambiciosos para la fabricación de puntos de recarga. Por ejemplo, en 2020 anunció producir en toda Europa 200 mil enchufes.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *