VISITA NUESTROS PORTALES
enero 29, 2024
Pedro-Kaiser-e1701710558216-150x150
By Pedro Kaiser

Cementerios de Vehículos Eléctricos: Mientras China busca abordar el problema, Europa ya implementa soluciones

El gigante asiático enfrenta desafíos debido al creciente abandono de vehículos eléctricos. Sin embargo, existen soluciones. De hecho, Europa está abordando esta situación a través de regulaciones. ¿Cómo evitar los Cementerios de Vehículos Eléctricos?
Cementerio Vehículos Eléctricos.
info@mobilityportal.es

A diferencia de Europa, en los últimos años, se ha notado que en algunas ubicaciones de China, los vehículos eléctricos se están acumulando, causando efectos negativos en el ecosistema.

Esto genera preocupaciones entre los actores de la industria, así como entre funcionarios y ciudadanos en las áreas afectadas.

La verdad es que, dado que el gigante asiático es el mayor mercado consumidor de automóviles eléctricos, la elección de los usuarios de abandonar unidades tiene un impacto significativo.

A través de subsidios estatales, la industria de vehículos electrificados en China allanó su camino y se convirtió en un ejemplo a nivel mundial.

Sin embargo, las consecuencias son evidentes en las afueras de ciudades como Hangzhou, Shenzhen o Beijing, según la información publicada por Tomorrow.City.

En 2019, surgieron cementerios de autos compartidos y de red en China.

En estos lugares, miles de conductores han encontrado lugares ideales para abandonar sus autos sin ningún impedimento.

En Europa, la situación es completamente diferente.

Basándose en propuestas de la Unión Europea, los fabricantes de vehículos eléctricos ahora serán responsables de asegurarse de que las unidades no sean abandonadas al final de su vida útil.

Varias empresas ya han comenzado a cumplir con los nuevos requisitos.

Por ejemplo, Nissan está reutilizando las baterías viejas de sus vehículos Leaf en coches guiados automatizados que entregan piezas a los trabajadores en sus fábricas.

Volkswagen está haciendo lo mismo.

Además, la empresa alemana inauguró recientemente su primera planta de reciclaje en Salzgitter, Alemania, y planea reciclar hasta 3.600 sistemas de baterías por año durante la fase piloto.

Mientras tanto, el fabricante francés Renault está reciclando todas las baterías de los autos eléctricos que produce.

Implementa este método a través de un consorcio con la empresa francesa de gestión de residuos Veolia y la empresa química belga Solvay.

Cabe destacar que recientemente, la empresa conjunta creada por Stellantis y Galloo, SUSTAINera Valorauto SAS, lanzó un nuevo servicio que contribuye a la sostenibilidad llamado Valorauto.

Esta es una solución gratuita para vehículos que están fuera de uso, que implica su recolección y posterior desmantelamiento.

En la misma línea, también aprovecha piezas originales y amplía el mercado de piezas de repuesto originales reutilizadas.

Este servicio recoge coches que pesan menos de 3.5 toneladas, tanto para automóviles de pasajeros como para comerciales ligeros, ya sean de combustión o eléctricos.

Ya está operativo en Bélgica, Francia y Luxemburgo.

¿Por qué existen los Cementerios de Vehículos Eléctricos?

Hay varias razones por las cuales los usuarios descartan sus vehículos eléctricos.

Por un lado, dado que las baterías de litio representan alrededor del 40 por ciento del precio total del automóvil, algunos usuarios optan por abandonarlos en lugar de repararlos.

La verdad es que si los paquetes de energía fallan o sufren daños, invertir en su reparación conlleva un alto costo económico, y por lo tanto, prefieren comprar una unidad nueva.

Sin embargo, vale la pena mencionar que esta no es la única razón por la cual las personas descartan vehículos. De hecho, las fuentes afirman que es un fenómeno multi-causal.

La realidad es que las imágenes que han salido a la luz muestran que muchos de los modelos abandonados pertenecían a empresas de autos compartidos que quebraron.

También se están descartando unidades de otras empresas que no lograron sobrevivir a la revolución del automóvil eléctrico.

Con el rápido desarrollo de la electromovilidad, el colapso o la absorción de nuevas empresas y pequeños fabricantes dejaron muchos vehículos varados.

Pero no todas las noticias son negativas para el sector de la movilidad sostenible.

Existen una serie de métodos que sirven para contrarrestar este problema, que ya se están aplicando hoy.

Estas medidas siguen el camino de las tres «R»: Reciclar, Reutilizar y Reducir.

Dado que las partes de los vehículos eléctricos están hechas de materiales como aluminio, cobre y acero, estos se pueden reutilizar para otros fines.

De esta manera, las piezas de automóviles se pueden convertir en nuevos productos, reduciendo la producción de desechos y ayudando a conservar recursos valiosos.

En cuanto a la reducción, esta tarea incluye el diseño de baterías, priorizando la disminución de tamaño, aumentando la vida útil, pero también reduciendo los costos de producción.

Followers
17.921
Separator Single Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *